Buscar
  • Roxana Vega Alabarce

Prevención bullying y sexualidad

Prevención del bullying

Mamá tengo un compañero gay!!


Frente a varios comentarios y situaciones que están viviendo nuestros niños en la actualidad, me decido a expresar varias reflexiones con ustedes. Específicamente la relación que van teniendo nuestros niños con su sexualidad.

Primero hay que destacar que la curiosidad sexual es otra área de interés que provoca curiosidad en los niños, y como no, si cada vez más se habla de ella con una liviandad increíble y en horario sin restricción…””Hagamos el amor hasta el amanecer” canciones o medios tecnológicos con contenidos cargados de mensajes donde el sexo, es el protagonista invitado principal para los sentidos y la imaginación.

Imaginemos entonces a nuestros niños, sobre todo, los niños con temperamentos más curiosos como empiezan a preguntarse y a construir sus respuestas entre ellos, que son los gay?.. Mamá Pedro se dio un beso con Javier? …son Gay!! Están haciendo el sexo? me hicieron el amor? Etc.


Palabras e ideas que por supuesto despierta el interés en los niños y por que no, si es un conocimiento más. ..y pucha que importante!!.

Se recomienda a los padres de niños pre-escolares educar antes de los cinco años, en relación a preguntas tan básicas como : de donde venimos? como nacemos? si él niño no pregunta, se recomienda que uno lo invite a reflexionar ,ejemplo como crees tú que naciste? cuál es la función del papá , que hace él? .

Si uno como padre no lo hace y lo cual de hecho sucede, porque no nos resulta fácil hablar de sexo con nuestros niños, el tema se vuelve tabú, como lo era para nosotros en nuestra generación, sin embargo, con una gran diferencia, los mensajes a los que nuestros niños están expuestos en relación a la sexualidad son muchísimos más a los que nosotros teníamos acceso.

Recordemos por ejemplo temas como: la masturbación, placer sexual, homosexualidad, todo estaba bien escondido, realidades negadas para nosotros, como si no existieran, Además la televisión actual está sobrecargada de modelos de éxito altamente erotizados, juegos de videos, de música ,y por supuesto, el grandioso computador.

Medios que actúan como maestros tremendamente atractivos y rápidos para las preguntas de nuestros niños, personalmente me he encontrado con mensajes de juegos en Internet muy perversos que confunden y ensucian lo bello de la sexualidad, sobre todo, cuando el tema no es tratado con el respeto y el amor que ojala lo acompañe.

La sexualidad nace y muere con nosotros, pero es distinta ,según la etapa del desarrollo del niño, solo después de la pubertad la sexualidad es genital, antes es solo curiosidad y exploración sana y natural, y es bueno que lo tengan para el paso posterior a una sexualidad adulta, a veces somos los padres que le atribuimos interpretaciones adultas a las conductas y comentarios de nuestros niños, interpretaciones que se alejan de la realidad de la mente infantil y con ello sin querer vamos entregándoles mensajes que van en contra de su esperada exploración.

Si los niños empiezan hablar de hacer el amor, de los gray como me lo dijo un niño, en vez de gay, es porque están interesados en el tema y ojala seamos los padres los que nos ocupemos en responder a sus preguntas, de la manera más concreta y respetuosa, primero preguntándole a los niños que saben de ello y desde ahi construir su mejor respuesta.

Es normal como padres sentir un poco de vergüenza y sentimientos de incompetencias al hablar de sexualidad con nuestros niños. Pertenecemos a una generación sin una educación sexual y como si esto no fuera poco nos han trasmitido harta vergüenza y culpa en el desarrollo de nuestra propia sexualidad.

Me interesa también reflexionar en las diferencias que hacemos los padres y profesores en la educación para niños y niñas. Sobre todo diferencias arbitrarias y estereotipadas, cada vez, menos justificadas, ya que, muchas de las diferencias sociales entre niños y niñas, son más bien sociales y no biológicas.

Nuestros niños están cada vez más tratados con igualdad, las diferencias sexistas o de género están quedando cada vez más en el pasado, sin embargo, me inquieta los estereotipos antiguos donde se pretende seguir reforzando las diferencias entre los niños…por ejemplo a las niñas no le regalo autos y menos a los niños una muñeca…me pregunto entonces como queremos que nuestros niños sean buenos padres, si no les enseñamos desde niños?? Como queremos que nuestras niñas se muevan en competencias en el ámbito social si insisto en regalarles solo juguetes que exploran el ámbito doméstico…muñecas. Tacitas…escobas..etc.

Invito a reflexionar en las diferencias que sin darnos cuenta preservamos. Diferencias que no nos nutre para ser más integrales y preparados para movernos con más elementos en todos los ámbitos.

Muchas veces los padres tememos que nuestro niños hombres jueguen con peluches o muñecas, y con ello, sin querer le negamos experiencias formadoras del afecto, necesaria para la adultez, para ser buenos padres, esposos y también buenos trabajadores.

Cuando hay niños que se mueven entre sus pares sin diferenciarse en las tradicionales características femeninas o masculinas, torpemente, a veces son tildados de gay o al menos raro o extraño.

Es importante entonces que tengamos cuidado nosotros como padres en no etiquetar, ni menos definir sexualmente, por ser o querer ser, cada vez más parecidos, podemos ser mujer y tener muchos gustos de hombres y viceversa, características que arbitrariamente en los tiempos de nuestros padres eran para hombres y no para mujeres, pienso que esto también los propios niños lo van a ir acomodando a sus gustos e inteligencia, ojala que nosotros no los contaminemos con nuestros machismos y temores.

Me interesa reflexionar en torno a esto, ya que, sin querer podemos reforzar que se genere Bullying entre nuestros niños. Burlas y bromas hacia niños varones que por ejemplo quieran jugar a las muñecas…ese niño es gay…condición que no olvidemos, NO SE DEFINE EN LA NIÑEZ, ojala no seamos nosotros y nuestros niños los que educados por nuestros mensajes, los que reforcemos definiciones prematuras e inapropiadas en el desarrollo de la sexualidad en formación.

Para terminar esta invitación de reflexión y crecimiento recuerdo que:

La búsqueda de la identidad…ser hombre…ser mujer se nutre en diversas experiencias, de esta manera vamos teniendo variados elementos para la integración de una identidad personal rica en diversas habilidades y talentos desarrollando la propia individualidad.

Por último si observamos en nuestros niños conductas marcadamente sexuadas que lo perturba y lo invade a él y también a los demás, puede ser que el niño padezca algún trastorno ansioso o alguien o algo lo pudiera estar erotizando excesivamente, condición recomendada de evaluar por un especialista.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo